Castigue con el voto en blanco, nulo o no vote.

Declaracion por elVoto Bronca

volante voto bronca

Para derrotar la política kirchnerista que descarga la crisis sobre el pueblo.

Castigue con el voto en blanco, nulo o no vote.

Castigue a la política K: VOTO BRONCA

Unidad de trabajadores, chacareros, estudiantes y el pueblo, en las multisectoriales y cuerpos de delegados.

Paro nacional activo, para avanzar hacia un gobierno de unidad popular, patriótico y democrático, por el camino del Argentinazo y la rebelión agraria y federal.

La más brutal crisis económica de la historia del capitalismo sacude al país, y la política kirchnerista la descarga sobre el pueblo.

La clase trabajadora se puso en el centro del combate y la unidad del pueblo: una gran oleada de luchas recorre a la Argentina en respuesta a la crisis y a la política kirchnerista. Las fuerzas obreras y populares, patrióticas y democráticas, avanzan en su unidad. Crece la democracia grande reconstruyendo y recuperando los cuerpos de delegados en los lugares de trabajo, las asambleas populares y multisectoriales, que coordinan las luchas y acuerdan sus reclamos. Sobre esas bases, es posible crear las condiciones para concretar un paro nacional activo obrero, chacarero, estudiantil y popular para derrotar la política kirchnerista. Esto llena de temor al gobierno y al conjunto de las clases dominantes.

El gobierno miente y paga la deuda

Los Kirchner se presentan como un gobierno “nacional y popular”, pero han pagado 210.000 millones de pesos de deuda, a costa del hambre y los sufrimientos del pueblo, y la siguen pagando con los fondos de los trabajadores que le roban al ANSES, con los que además hacen su campaña electoral.

Lo que el gobierno quiere con estas elecciones, es un respaldo político para imponer, a partir de julio, un brutal ajuste, que negocia en las capitales imperialistas, con acuerdos de más pagos de la deuda.

Lo que el gobierno quiere con estas elecciones, es un respaldo político para imponer, a partir de julio, un brutal ajuste, que negocia en las capitales imperialistas, con acuerdos de más pagos de la deuda. Muchos candidatos de la oposición proponen planes distintos de los del gobierno, pero que igualmente descargan la crisis sobre el pueblo: una devaluación que hacharía los salarios, “libre mercado” cuando el comercio exterior está dominado por un puñado de monopolios imperialistas, y la vuelta a los controles del FMI. Por eso, hay dos políticas de derecha: la del gobierno y la que se embosca en la oposición.

El gobierno –y muchos candidatos de la oposición – quieren seguir pagando la deuda pública, que entre el 2009 y el 2011suma 200.000 millones de pesos. No hay salida a la crisis con esta política de pagar esa deuda ilícita, fraudulenta, usuraria y odiosa. La situación exige volcar todos los recursos del país para dar respuesta a la crisis, haciéndosela pagar a los imperialistas, los monopolios y los terratenientes que se llenaron los bolsillos a costa del pueblo.

Es el gobierno con record de extrangerización de la tierra. 17 millones de ha. están en manos extranjeras, lo que lleva a la ruina a millones en el campo.

No sólo acordó la entrega del petróleo y la minería en la época menemista. Este Gobierno “nacional y popular” extendió las concesiones por 30 años más a los grandes monopolios extranjeros…

Elecciones tramposas y fraudulentas

El gobierno, crecientemente debilitado por las luchas, adelantó las elecciones a junio: la “caja K” no llegaba a octubre. También por su debilidad, lanzó candidaturas testimoniales de gobernadores e intendentes que no asumirán.

El control kirchnerista del sistema de cómputos, preanuncian que continuará el fraude escandaloso que se vio en elecciones anteriores. Son hechos que muestran que se marcha a una gran trampa electoral.

Todos los grupos de las clases dominantes tratan de impedir que las luchas populares en las calles los desborden. Para ese objetivo, usan a las fuerzas políticas y sindicales que se les subordinan para dividir lo que se va uniendo en la lucha. Tratan de arrastrar todos los reclamos hacia el terreno electoral y parlamentario, usando su control de los medios de comunicación del sistema, y las “cajas” para campañas millonarias. El hambre, los despidos, el dengue, la crisis agraria, etc., no esperan a diciembre. Mienten que el Congreso frenó las retenciones de la 125, cuando fueron más de 4 meses de rebelión agraria y federal, con cientos y a veces más de mil cortes de ruta, los que forzaron al Congreso a rechazar el proyecto de ley del gobierno. Ninguno de los problemas que provoca la crisis se va a resolver con estas elecciones, manejadas por el aparato político y judicial del sistema.

No hay elecciones libres de la mano de los Kirchner y los de arriba. Primero tiene que tronar el escarmiento popular contra los malos gobiernos para que pueda conquistarse cierta libertad en el voto. Y las elecciones serán verdaderamente libres cuando sea el pueblo el que las convoca y las controla.

Hay una salida popular frente a la crisis

El gobierno chantajea con que en junio gana o viene “el caos”. Pero es su política la que provoca el caos, con su sordera a los reclamos populares. ¿Por qué va a ser “destituyente” repudiar a un mal gobierno? Al contrario: es profundamente democrático que se exprese la bronca y el malestar que crece en todo el país, en la calle y en las urnas.

En octubre de 2001, una marea de millones de votos bronca lo aplastó, abriendo el camino al Argentinazo. Así se pudo imponer el no pago de la deuda externa, y medidas como los dos millones de planes sociales, la reducción de las deudas de los chacareros, etc., que beneficiaron al pueblo. No se pudo imponer un nuevo gobierno. Pero las brasas del Argentinazo siguieron ardiendo, la gigantesca rebelión agraria y federal abrió nuevas perspectivas, la clase obrera está en el centro de la lucha popular, y las multisectoriales crean condiciones para establecer un centro coordinador que resuelva la tarea inconclusa del 2001: ¡Qué se vayan todos!

Es posible avanzar por el camino de que paguen la crisis los que se llenaron los bolsillos a costa del pueblo. Impulsando las luchas y su confluencia en multisectoriales, recuperando para el clasismo a las organizaciones obreras, y realizando una gran campaña por un masivo voto bronca. Así, los trabajadores y el pueblo serán protagonistas, con su propio programa, en el desemboque de la crisis política que se prefigura con el resultado electoral. Creando las condiciones, por el camino del Argentinazo y la rebelión agraria y federal, para imponer un gobierno de unidad popular, patriótico y democrático, basado en las multisectoriales, asambleas populares, cuerpos de delegados y coordinadoras gremiales.. Un gobierno que resuelva las urgencias y necesidades del pueblo y de la patria, aplicando un programa como los 10 puntos que proponemos para el debate de masas, y abra el camino a una revolución democrático popular, agraria y antiimperialista, que se profundice hasta acabar con toda forma de explotación y opresión social.

Partido Comunista Revolucionario

Anuncios

Deja un comentario

Aún no hay comentarios.

Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s