HOMENAJE A ENRIQUE RUSCONI

En esa calle donde Enrique lucho hasta el último minuto de su vida, frente a la casa donde vivía con su compañera y sus pequeñas hijas realizamos el 36º homenaje.

El barrio, testigo de aquel día protagonizo este acto, junto con viejos y nuevos camaradas, muchos jóvenes y amigos. Con la presencia de una delegación del CC y de otros zonales del partido y la juventud. También representantes de otras fuerzas políticas y sindicales.

Y allí donde Enrique fue asesinado por comunista revolucionario, patriota y antigolpista, en defensa de una línea para avanzar en el triunfo de la revolución, levantamos tribuna, y los jóvenes que alzaron sus banderas, con amigos, con vecinos hicieron un hermoso mural, que inauguramos en ese momento.
Hablaron por el Comité Regional de La Plata, Berisso, Ensenada y Chascomus Yiya Rusconi. Por la JCR Pablo Balut y el compañero Álvaro de la JCR, canto la canción “De cara al sol”, musicalizada de un poema de la madre de Enrique, Marta Rusconi.
Luego se invito a descubrir el mural realizado enfrente de la casa en donde vivía la Familia Rusconi, con el permiso de los vecinos.
Finalizando el acto vibraron nuestras voces cantando La Internacional y con el grito de Enrique Rusconi presente, ahora y siempre.

 

Adhesiones recibidas al Acto de Homenaje a Rusconi.
Marcos Cabrera Por el Comité Zonal de San Martín; Javier Arturo Mor Roig (presente en el acto) Senador Provincial por la Octava Sección Electoral (La Plata) Bloque Coalición Cívica; Dra. Silvia B. Lázaro – CONICET – UNLP; Militantes radicales en la Coalición Cívica; Agrupación IR POR LA SENDA militancia social y el centro Tolosa Cultural; Pablo Bonavena de la Cátedra Conflicto Social de la carrera de Sociología de la UBA; Senador por la provincia de Buenos Aires, Dr. Luís Malagamba, presidente del Bloque de Senadores del Partido GEN, Generación para un Encuentro Nacional; Néstor Juzwa (presente en el acto) Intendente de Berisso (MC); CTA La Plata – Ensenada, Carlos Leavi, Secretario General; Por Trabajadores No docentes de ATULP: Luís Uncal y Daniel López; Juan Lucio Ruiz de Galarreta; Esther Vignoli, Trabajadora docente, Directora CIE, La Plata; CCC-COMUNIDAD MOCOVI DE BERISSO; Miguel Jordán (de BAires); Herminia Carolina Di Dorio (vecina de Tolosa); MUS y CEPA de Quilmes, Berazategui, Varela; PCR y JCR DE Quilmes, Berazategui y Varela, CCC y MIJP de Quilmes, Berazategui y Varela; Comisión de Homenaje a las madres de Plaza de Mayo de Quilmes. Agrupación docente Ana Sosa y Agrupación docente Azul y Blanca de Quilmes, Berazategui y Varela. Se agradeció a la Municipalidad de la Plata, que facilito la tribuna y el sonido.

Galeria de fotos, discursos y audios.


Audios
Discurso Yiya
Discurso Pablo Balut
Adhesiones
Canción
VIDEOS EN YOUTUBE
Video Alvaro canta “cara al sol”, poema de Marta Rusconi
Descubriendo el mural – Homenaje a Enrique Rusconi 2010

DISCURSO DE YIYA RUSCONI
Por el Comité Regional del PCR de La Plata, Berisso, Ensenada y Chascomus

En este querido barrio de Tolosa, en esta calle que guarda la sangre tan injustamente derramada de Enrique, 36 años después, junto a los vecinos, los amigos, juntos a viejos y nuevos camaradas del Partido y la Juventud, venimos a rendir homenaje como lo hemos hecho siempre.

Este es un homenaje distinto, porque es aquí, en estas calles que vieron pasar su infancia, su juventud en la casa de la abuela Pilar y el abuelo José.
Veo esta casa que albergo los momentos más hermosos de nuestras vidas, donde nacieron Ana y Paula.
Donde forjamos tantos anhelos.
Hay quienes dicen destino, yo pienso que a veces la vida nos pone ante encuentros maravillosos, porque yo me críe acá nomás, en la 2bis y 28, tenia a mi mejor amiga de la infancia, que vivía ahí en esa casa a donde tantas veces venia.

Como iba a pensar que años después aquí estaría nuestro hogar.
Fue inmensa la alegría que tuvimos con Enrique de volver al barrio, a los lugares mas queridos, a esta Tolosa de los trajes azules, la canasta, el farol y la sudadera.
Tolosa obrera, de luchas, de trabajo, de cuando los ferrocarriles eran un símbolo nacional que transportaba ¨nuestras riquezas¨.

Venir a vivir acá rodeados por las tías y tíos, con la diaria presencia del abuelo Raúl que “tomaba servicio” en la estación Tolosa, para hacerse una pasadita a ver a sus nietas.
La tarde del 6 de diciembre Raúl trajo la notificación de que Enrique había entrado en el ferrocarril. Se abrazaron festejando.
En la madrugada del 7 de diciembre lo mataron.

Cuando entraron, rompiendo puertas, armados con itakas y pistolas, Enrique supo a que venían y los marco a fuego con su voz, sereno, firme:

“ustedes me van a matar, pero me van a matar acá carajo. Ustedes son rusos, son rusos”

Se me agolpan los recuerdos, las alegrías y el más grande dolor.
Pero desde lo mas profundo de mi corazón quiero agradecer a este barrio, a todos aquellos que fueron con nosotros inmensamente solidarios, quiero agradecer los gestos cariñosos, los respetuosos silencios, porque nos ayudaron a nuestra familia y a nuestro partido a transformar el dolor en fuerza.

Agradecer la solidaridad de ayer y de hoy que nos permite hacer este homenaje, en este lugar, para recordar lo que paso, sí, y ver también lo que esta pasando en esta Argentina, en esta Patria tan querida que nos duele tanto.

Enrique había nacido el 21 de septiembre de 1945, sus padres Marta y Raúl, habían trabajado en los frigoríficos, y luego Raúl en su querido Ferrocarril Roca.

Raúl ya no esta. Aquí, junto a nosotros, firme, inclaudicable, con su pañuelo blanco la abuela Marta, la camarada Marta con su querido hijo en el corazón.

Raúl y Marta supieron transmitirle a Enrique la alegría de una vida sencilla y la pasión por la lucha contra la injusticia.

A los 14 años se afilio a la Federación Juvenil Comunista. Elige el camino para luchar contra la opresión, el camino de la lucha antiimperialista y revolucionaria.
En 1968 fue uno de los fundadores de nuestro partido, el PCR, porque el falso partido comunista había traicionado.

Enrique era parte de esos jóvenes, con una profunda convicción revolucionaria, con la certeza de que es posible cambiar de raíz la situación de los explotados y oprimidos.
Encabezo la lucha en la universidad denunciando la dictadura de Ongania-Lanusse, sufrió persecuciones y cárcel en Devoto, en Rawson: sus cartas desde la cárcel son el canto de un hombre libre tras las rejas.

Un hombre capaz de sacrificios y de dejar de lado sus intereses personales, seguro y confiado del camino elegido. Luchando siempre por fundirse con las masas. En esa lucha estaba su felicidad y en el partido que tanto amo.

Se vivían momentos políticos muy intensos. Enrique trabajaba como no-docente en la Facultad de Arquitectura. Un día volvió a casa a contarme que en una asamblea de Atulp, su gremio, había denunciado los preparativos golpistas y al Gobernador Calabró como punta de lanza de ese golpe. En noviembre de 1974 desde el partido lanzamos nuestra posición antigolpista: “No a otro 55, junto al pueblo peronista defender al gobierno constitucional de Isabel Perón, contra el golpe pro ruso o pro yanqui, para avanzar en el camino de la revolución, en el camino de la liberación definitiva del pueblo y de la patria”.

Las dos superpotencias que se disputaban el mundo, Rusia y EEUU, tenían sus garras en nuestro país. Conocíamos a los yanquis, los rusos eran más peligrosos porque se disfrazaban de socialistas.

Era un periodo muy agudo de la lucha de clases, grandes luchas obreras, campesinas y populares recorrían la Argentina, que tuvieron su expresión más alta en el Cordobazo.

El golpe se gestaba, el PCR encabezo la lucha antigolpista. Enrique por comunista revolucionario fue antigolpista, patriota y antiimperialista. No vacilo en encabezar esa lucha.
Con su asesinato pretendieron desviar nuestra línea, acallar nuestra posición y la denuncia de los pro rusos como los golpistas más activos. No lo lograron: el 7 de diciembre, con el comité del partido a la cabeza, a tan solo horas de su cobarde asesinato, las paredes del barrio y de toda la ciudad estaban pintadas: asesinado por patriota, antigolpista y comunista revolucionario.

Con dolor, con bronca, pero con el ejemplo de Enrique, retemplamos nuestra fuerza y profundizamos el odio a los enemigos de la clase obrera y el pueblo.
En mayo del 75 las bandas golpistas, asesinan a los camaradas Ana María Cameira, Herminia Ruiz, Carlos Polari, Guillermo Guerini y David Lesser, sus cuerpos fueron arrojados en Berisso. Cerramos con sangre la brecha abierta entre los verdaderos comunistas y los verdaderos peronistas.

El 24 de marzo de 1976 dieron al golpe. La dictadura de Videla-Viola, vino a aplastar ese inmenso auge y a imponer su política a sangre y fuego. 30.000 detenidos-desaparecidos, muchos del partido, Rene Salamanca, Gody Álvarez y aquí en La Plata Yiyo Andreani.

Pero tan cierto es que lo mas valioso que tiene un país es su pueblo, que este pueblo argentino siguió luchando aun bajo el fascismo: las Madres de plaza de Mayo, la huelga ferroviaria, la gloriosa huelga larga de los obreros del frigorífico Swift que durante 28 días enfrentaron a la dictadura, la gesta de Malvinas que hizo aflorar en todos los rincones de la patria el odio al usurpador ingles.

Un pueblo que siguió luchando y obligo a la dictadura a preparar el camino de su retirada.
Y volvimos a gobiernos constitucionales; ninguno resolvió las necesidades del pueblo, al contrario profundizaron la política de la dictadura, de entrega, de hambre, de miseria. Las luchas siguieron, arrancamos conquistas, pero los privilegios siempre para el mismo lado y la miseria para el pueblo. El 20 de Diciembre del 2001 los argentinos dijimos BASTA, y en la calle, hicimos el argentinazo. Estallo la rebeldía popular, sacudiendo la argentina hasta los cimientos. Y aquello por lo que Enrique vivió y lucho, vive en ese argentinazo y en las brasas encendidas que dejaron aquellas jornadas históricas.

Llevamos 7 años de gobierno kirchnerista, ahora con Cristina Kirchner y como dijo un compañero “gotea poco para abajo del tan mentado crecimiento y de la famosa redistribución de la riqueza”. Nos machacan con los éxitos del modelo, del crecimiento económico, de la recaudación. DOBLE DISCURSO.

Hay otra argentina: la del hambre y la de sed de tierra: tierra para producir y tierra para vivienda, como lo estamos viendo con la lucha de los originarios en Formosa y los compañeros de Villa Soldati. Frente a este reclamo el gobierno responde con balas y mientras se presenta como nacional y popular, y que dejo afuera al FMI, es el que mas paga la deuda externa ilegitima y fraudulenta en lugar de resolver con esa plata salud, educación, vivienda, trabajo, etc.

Aquello por lo que Enrique lucho y dio su vida, sigue vigente: donde hay opresión, hay rebeldía. Por eso a lo largo y ancho del país la clase obrera, los campesinos, los chacareros, los estudiantes, los desocupados, los jubilados y el conjunto del pueblo pelean por sus necesidades. Aquí en la zona hay ejemplos que marcan un camino: la insobornable lucha del Astillero, el acampe de mas de 60 días de los campesinos pobres de Asoma luchando por tierra, la CCC con sus reclamos, el triunfo de la Lista 1 de la CTA que fortalece la unidad.
Luchas que jerarquizan la democracia grande, que todos puedan decidir.

Hoy en el medio de las tormentas politicas que vivimos, tenemos que fortalecer el Partido y la Juventud y pelear por la unidad y el reagrupamiento de las fuerzas populares, patrioticas, democraticas y antiimperialistas que quieran resolver las urgencias y necesidades del pueblo y de la Patria

Un reagrupamiento para poder terciar en los distintos escenarios, que coordine las luchas, que pueda expresarse tambien en lo electoral.
Por eso peleamos por recuperar la personeria del PTP.

Un reagrupamiento para avanzar en la conquista de un gobierno de unidad popular, patriotico y democratico que abra paso a la revolucion de liberacion nacional y social, y lograr así la segunda y definitiva independencia.

Por esto lucho Enrique. Esas banderas y su ejemplo están presentes en el Partido y la juventud que echaron raíces muy profundas en la clase obrera, en el campo, en los pueblos originarios, en los estudiantes…
Ha crecido en la memoria del pueblo, aun de muchos que no lo conocieron.

Esta presente en la entereza de su madre, en nuestras hijas, en nuestro nieto mayor, que como hacen ahora los mas chiquitos, miraba las paredes y gritaba ¡abuelo Enrique!

Esta presente en esta juventud maravillosa, que tomando sus banderas han hecho este hermoso mural. Su sangre no fue derramada en vano. Se equivocaron sus asesinos, porque como dijo Otto Vargas, nuestro Secretario General

“Enrique fue uno de esos hombres que llevan sus ideales en la sangre. Y por eso dan la sangre por esos ideales. Siempre marchará con nosotros, no lo olvidaremos porque olvidar es traición.

Por eso Enrique Rusconi, presente, ahora y siempre”.

15/12/10

———————————————————————
DISCURSO DE PABLO BALUT POR LA JCR

A fines del año 1974 se estaba organizando un golpe de Estado en nuestro País. Era un golpe que venía a imponer una dictadura asesina. Un golpe para terminar a sangre y fuego con el auge de luchas populares.

Contra ese golpe de estado luchó Enrique Rusconi y el Partido Comunista Revolucionario.

El 7 de Diciembre a las cinco y media de la mañana, frente a su casa, cae asesinado por una banda golpista el camarada Enrique Rusconi. En este calle, su familia y los vecinos, fueron testigos del horror, pero también de la valentía, el coraje y la enorme dignidad que tuvo Enrique para enfrentar a sus verdugos.

Enrique era hijo de obreros. A los 14 años se afilio a la Federación Juvenil Comunista. Cuando lo mataron tenía 29 años, estudiaba Historia en Humanidades y era trabajador no docente en la facultad de arquitectura. Un día antes de su asesinato había entrado a trabajar en el ferrocarril Roca.

Enrique Rusconi fue un revolucionario íntegro. De los que sirven al pueblo, esos que no se acobardan en los momentos difíciles. El motor de su lucha fue el amor, el inmenso amor a su pueblo, a su patria, a su Partido y a sus compañeros. El amor a su mujer y sus hijas. Ese mismo amor, que moviliza a todos los que día a día, entregan su vida en la lucha para construir una sociedad sin opresores ni oprimidos.

Ya han pasado 36 años de su asesinato, paso la dictadura sangrienta y el pueblo resistió. Vinieron gobiernos constitucionales lacayos y entreguistas, y el pueblo los enfrentó con grandes rebeliones populares. Han pasado 36 años, y el pueblo nunca dejó de luchar. Sin embargo hoy nuestro país sigue siendo un país terriblemente injusto, con un gobierno que dice una cosa pero hace otra, un país donde una minoría oprime y explota a la inmensa mayoría, donde se sigue pagando la deuda externa fraudulenta , un país que produce alimento para millones pero donde el hambre es moneda corriente, un país con inmensas riquezas naturales, que a cambio de migajas se las llevan los de afuera… un país donde son necesarios cambios profundos, un país donde la Revolución está pendiente.

Este año ha sido un año difícil pero de muchas luchas. La rebeldía de nuestro pueblo se hizo escuchar una vez más.

La lucha por la tierra se multiplica a lo largo del país, el acampe de los campesinos de ASOMA en La Plata y la lucha de los Qom en Formosa, son algunos ejemplos. Se repite el coraje y la decisión de los compañeros para conseguir lo que es justo. Y se repite la respuesta de los gobiernos. Muchos palos, muchas balas, pero de tierra ni hablar.

En estos días vimos imágenes que nos llenan de rabia e indignación. Cientos de familias pobres de la Capital, jugándose la vida por un pedazo de tierra, por un lotecito en un terreno baldío que nos quieren hacer creer que es un hermoso parque.

Cristina y Mauricio mientras se pelean por echarse la culpa mutuamente, coinciden en reprimir y asesinar y castigar a los que reclaman por una vivienda.

La lucha por la tierra golpea a una de las vigas fundamentales del modelo económico que defiende este gobierno. La lucha por la tierra lo desnuda y le saca el disfraz. Mientras entrega gran parte del territorio nacional a monopolios extranjeros, reprime con balas de plomo a quienes dignamente pelean por lo que les corresponde.

Día a día vemos que hay una gran corriente de masas, principalmente juvenil, con sentimientos patrióticos y antiimperialistas. El gobierno kirchnerista intenta canalizarla a su favor, encauzarla para que no desborde, empaquetarla para que no aflore con toda la rebeldía.

Nos quieren hacer creer que la revolución es una utopía, que no hay condiciones y tenemos que conformarnos. Que esto es lo mejor que podemos tener… Nos quieren convertir en una juventud conformista. Si luchamos por lo justo nos dicen que le hacemos el juego a la derecha.

Luchar por un cambio revolucionario es luchar por hacer posible lo necesario. Y la Revolución que libere a nuestra patria y a nuestro pueblo, es necesaria.

Este es el año del bicentenario de la Revolución de Mayo. La revolución que nos permitió dar los primeros pasos como nación. Revolución con todas las letras, con fusiles y con el pueblo organizado.

Se imaginan a los revolucionarios de Mayo diciendo che, aflojemos con los realistas ¿a ver si vuelven los ingleses?

Se imagina a San Martín diciendo, “no muchachos por los Andes no, porque son muy altos”?
Algunos dirán, que tiene que ver todo esto con el homenaje a Enrique Rusconi. Y tiene mucho que ver… Porque este acto no es un mero ejercicio de la memoria, es un acto de homenaje a Enrique y en su nombre a todos nuestros caídos, pero también es un acto político para seguir avanzando en el camino que ellos nos marcaron, el camino de la revolución. Un acto con la Revolución como Faro.

Porque la mejor forma de homenajear a un camarada caído es continuar con la lucha.
Por que la única lucha que se pierde es la que se abandona.

Con su ejemplo como bandera vamos a seguir organizándonos y construyendo el partido para la revolución, y si somos derrotados vamos a volver a organizarnos y luchar. Y si el enemigo es más fuerte y nos vuelve a vencer, serán nuestros hijos quienes levanten las banderas. Así una y otra y otra vez.

¿Hasta cuándo? Hasta que la clase obrera y el pueblo tomen el poder.

¡Hasta la victoria Enrique!

No olvidamos, no perdonamos, no nos reconciliamos.

Camarada Enrique Rusconi ¡Presente! ¡Ahora y siempre!

15/12/10

Herminia Carolina Di Yorio
El día que asesinaron a Enrique fue muy triste. Yo vivía en 116 y 529. No se de política, pero se que terminaron con la vida de un gran vecino.
Me gustaría estar allí, pero mis 83 años y mis piernas no me lo permiten. Tengo un muy triste recuerdo y me parece muy bien el homenaje. Podría contar tantas cosas de ese día tan triste. Enrique tratando de hacer algo, yo teniendo con Lidia a sus pequeñas. Me emociono. Un caluroso recordatorio.
Tolosa, 15 de diciembre.

Anuncios

Deja un comentario

Aún no hay comentarios.

Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

  • Semanario hoy

  • Revista Chispa

  • Política y Teoría

  • 40 años del PCR

  • Aparición con vida de Julio Lopez

  • Contacto

    info.pcrlaplata@gmail.com
  • Twits

    Error: Twitter no responde. Por favor, espera unos minutos y actualiza esta página.

  • Seguinos