Palabras de Martín en nombre de la JCR

Homenaje a los asesinados de mayo de 1975

Palabras de Martín en nombre de la JCR

La Plata-Berisso-Ensenada y Chascomus

Home Mayo  2014-8

En mayo se cumplieron 39 años del asesinato de los camaradas Ana María, David, Carlos, Herminia y Guillermo. Como tantas otras veces nos reunimos para honrarlos y recordarlos, porque no olvidamos y reivindicamos su ejemplo.

El 13 de mayo de 1975, cuatro jóvenes hacían una pintada en la esquina de 17 y 42 por la libertad del compañero Horacio Micucci, detenido el día anterior, alcanzaron a escribir la palabra “libertad”, y al otro día sus cuerpos aparecieron acribillados camino a La Balandra en Berisso. Ellos eran:

Ana María Cameira, asistente social en Villa Montoro, que hoy es recordada no solo en el barrio, sino también en la Facultad de Trabajo Social con un hermoso mural que hicieron los compañeros de la Cepa.

David Lesser, un dirigente estudiantil de la facultad de odontología, que lucho como estudiante y también como profesional.

Carlitos Polari, miembro fundador del PCR, estudiante de psicología y trabajador municipal, encabezando en 1972 la lista de oposición al jerarca Atanasoff, con el objetivo de recuperar el gremio.

Herminia Ruiz, enfermera del Instituto del Tórax, que había sido elegida delegada por sus compañeras, donde defendió sus derechos y reivindicaciones, y se puso al frente de la lucha salarial de los estatales del Hospital San Juan de Dios.

Nueve días después, el 22 de mayo de 1975, Guilermo Guerini, era acribillado por la espalda, en Berisso. Se había recibido de arquitecto un mes antes. Era Secretario de Organización del sector universitario y trabajaba activamente con los obreros del frigorífico Swift, peleando la unidad obrero estudiantil.

En ese tiempo el mundo era conmovido por el mayo francés, la caída en combate del Che en Bolivia, la derrota yanqui en Vietnam, la Gran Revolución Cultural Proletaria China. Miles se sumaban a la lucha revolucionaria día a día. También se había producido un gran cambio en el mundo, una gran derrota para el proletariado, la Unión Soviética, a partir de 1957, había dejado de ser socialista, y bajo ésta mascara escondía su imperialismo, en una lucha feroz con los yanquis para el reparto del mundo.

Nuestro país no era ajeno a esta realidad. Grandes luchas y puebladas lo recorrían de punta a punta. Las clases dominantes, temerosas de que ese torbellino obrero, estudiantil y popular les arrebatara el poder se pusieron de acuerdo en frenar ese auge de luchas. Por esto tanto los sectores pro rusos y pro yanquis, pero especialmente los rusos, comenzaron los preparativos para el golpe de estado.

En esta situación nuestro partido tiene uno de sus grandes aciertos históricos: o se estaba a favor o se estaba en contra del golpe de estado. Y el comité central define “no a otro 55, junto al pueblo peronista, contra el golpe pro ruso o pro yanqui, para avanzar en el camino de la revolución”

Llevando adelante esta consigna, fueron asesinados Ana María, David, Carlos, Herminia y Guillermo.

Estos cinco camaradas, son héroes, ejemplos a seguir, que dieron la vida por la revolución y por el comunismo.

Para nosotros, los comunistas revolucionarios, son héroes aquellas mujeres y hombres que dan todo de sí, no movidos por intereses propios, personales, sino por los intereses de la clase obrera y el pueblo.

Son ejemplos a seguir que tenemos que multiplicarlos por miles.

Las clases dominantes trabajan día a día para que olvidemos, nos quieren convencer que aquello por lo que peleaban nuestros mártires es una utopía, que no es posible cambiar la realidad, que no vale la pena luchar. Quieren que sigamos ejemplos de héroes maquillados que logran triunfar dentro de éste sistema, y que esos triunfos son tener más dinero, pisando las cabezas que sean necesarias.

Y también trabajan para amedrentarnos, como intentan desde hace un tiempo con una serie de hechos, desde meterse a casas de compañeros, revolviendo todo sin llevarse nada, o entrando al Centro de Estudiantes de Medicina por la noche dejando notas para intimidarnos, hasta apretarnos por la calle, sacándonos fotos y llamando a nuestras casas para amenazarnos.

Por esto este homenaje es un duro golpe a las clases dominantes, porque no solo es un ejercicio de memoria, sino que es un acto político para seguir el camino que ellos marcaron, el camino de la revolución, y ese es nuestro norte.

Porque hoy, más que nunca, la revolución es necesaria.

Los poderosos, con éste gobierno de Cristina como gerente, demostraron, una vez más, que a pesar de levantarla con pala saqueando nuestros recursos durante los últimos años, no han resuelto ninguno de los padecimientos de nuestro pueblo, son millones los que sufren el hambre, la superexplotación, los que no llegan a fin de mes, los que necesitan una tierra para poder trabajarla. A los que a la salud y a la educación todavía la esperan como un derecho postergado. Y hoy cuando su modelo se agota, cuando la crisis se profundiza día a día, una vez más hacen que los trabajadores y el pueblo paguemos los platos rotos de una fiesta en la cual no participamos.

Y si ya esto indigna, mas bronca nos agarra cuando el gobierno habla… vemos que todo aumenta, que la plata no alcanza, y ellos dicen que no hay inflación… los originarios reclaman en el Chaco porque ni siquiera tienen agua, los cagan a palos y salen diciendo que son el gobierno de los derechos humanos y que ellos no reprimen… compran en China desde los trenes hasta los uniformes para el ejército y dicen que defienden la industria nacional, y así miles de ejemplos.

A nosotros los jóvenes nos niegan el futuro… poder estudiar y formarnos para conseguir un laburo y tener una vida digna, para la mayoría es una utopía, ni hablar poder desarrollarnos culturalmente o hacer un deporte, la plata no alcanza y hay que salir a laburar de lo que sea, y si conseguís un laburo te revientan, tenés que vivir para laburar. En ésta situación el gobierno nos ofrece una salida… la droga, ya sea para aguantar los ritmos del trabajo o para que nos olvidemos como vivimos, quieren que en vez de organizarnos y luchar para cambiar la realidad, la aceptemos adormecidos.

Pero no le va bien al gobierno con su política, porque el pueblo también demuestra que no quiere retroceder, por eso se multiplican en cada rincón del país las luchas por aumento salarial, contra los despidos, contra la droga, contra la trata, por tierra, educación, salud. Como nos demostraron esta semana los trabajadores, campesinos y pueblos originarios chaqueños, que enfrentaron, con nuestro Partido en la primera fila del combate, la salvaje represión del Gobierno kirchnerista de esa provincia.

Esto nos demuestra que el camino para avanzar es organizarnos en cada lugar donde militamos, desatando la lucha por resolver las miles de necesidades que tiene nuestro pueblo, preparándonos para enfrentar la represión que este gobierno no duda en llevar adelante, y en el medio de esas luchas sumar al PTP y al PCR, demostrando que también tenemos propuesta política para las elecciones y una propuesta de salida para el país.

Demostrando también que la revolución es posible.

Porque las revoluciones que triunfaron y fueron derrotadas nos dejan su experiencia de aciertos y errores y porque tenemos un Partido templado en años de lucha.

Cuando hace unos días mis compañeros decidieron que debía hablar en el homenaje, sentí un profundo orgullo, pero también una enorme responsabilidad. Al leer la historia de los camaradas asesinados, reflexionamos acerca de la manera de militar, de actuar en la vida, de los errores que cometemos y de si se lucha lo necesario para cambiar. Es por esto que este acto lo tomamos como una renovación del compromiso con el Partido y con ser Comunistas Revolucionarios.

Por todo esto el mejor homenaje que podemos hacer a nuestros mártires es continuar la lucha, construyendo el Partido para la revolución. Y si somos derrotados, nos volveremos a levantar y volveremos a luchar, por que como dice nuestro secretario general, citando a Mao, si es necesario tendremos que luchar, fracasar, volver a luchar, fracasar de nuevo, volver otra vez a luchar y así hasta la victoria.

Y cuando esta victoria llegue, Ana María, David, Carlos, Herminia y Guillermo, las banderas por las que lucharon flamearan en los más alto.

Hoy, con bronca, dolor y odio de clase les rendimos homenaje, porque nuestro partido nos enseña a no olvidar, por que olvidar es traición y porque el pueblo no los olvida. Y con su ejemplo como bandera nos comprometemos a seguir la lucha hasta la victoria.

Anuncios

Deja un comentario

Aún no hay comentarios.

Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s